LivingPink

Decora tu vida

El tamaño (en la decoración) si importa

La escala, en la decoración del hogar, es donde más gente comete errores. Se necesita un ojo entrenado para diseñar una sala de estar donde todo se ajusta correctamente. Si no tienes este ojo entrenado a la hora de comprar, por lo menos puedes hacer caso a estos consejos.

Vamos a descubrir cuales son las 3 piezas que compramos demasiado pequeñas y cual es la que compramos demasiado grande.

El tamaño (en la decoración) si importa

Lo que compramos demasiado pequeño

La decoración grande suele venir acompañada de una etiqueta con un precio grande, pero la proporción debe ser siempre tu primera prioridad cuando vayas a comprar estos tres accesorios para tu hogar.

ALFOMBRAS

Las alfombras grandes son más caras, y resulta tentador comprar una alfombra más pequeña en favor de tu bolsillo. Pero realmente no le haces ningún favor a la estancia.

El extra de dinero del siguiente tamaño de la alfombra es un precio pequeño a pagar para que no termines odiando tu casa. Las salas de estar necesitan al menos medir 2 x 2,5 metros, si no es 2,3 x 3,0 metros para lograr la máxima armonía doméstica.

ARTE

No hay nada malo en que se vean las paredes, pero si quieres decorarlas, busca algo equilibrado. Una regla general a seguir, es que el arte debe ser aproximadamente la mitad o 3/4 el tamaño de la pared.

Puede ser una sola pieza de arte, o una colección de varios marcos más pequeños que ocupen aproximadamente el mismo tamaño de la pared.

ILUMINACIÓN

Las lámparas pueden estar en la próxima categoría para muchas personas (es decir, que las están comprando demasiado grandes), pero la mayoría de los dueños compran lámparas y luminarias que son demasiado pequeñas para el espacio donde van a vivir.

Las lámparas de mesa deben ser lo suficientemente altas para que la parte inferior de la cortina esté a nivel de los ojos cuando estás sentado. Y unas lámparas colgantes sobre una mesa (como una mesa de comedor o una isla de cocina) deben ser lo suficientemente grandes como para equilibrar visualmente la superficie debajo de ella.

Lo que compramos demasiado grande

A veces, lo más grande no es lo mejor, esto ocurre en el caso del siguiente mueble.

SOFÁ

Debe haber suficiente espacio alrededor de los muebles de la sala de estar para crear movimiento y facilitar el flujo. Un pequeño salón exige un sofá pequeño, no importa cuántas personas vivan en casa.

Comprar un sofá demasiado grande también te obliga a empujarlo contra la pared, lo que significa que unos muebles flotantes en el centro de la habitación (muy aconsejado para una estancia acogedora) se convierten en algo imposible.