LivingPink

Decora tu vida

Qué sofá comprar con una silla Eames

Mi amiga Sofía acaba de comprar un juego de sillas estilo Eames para renovar su comedor, y como está al lado del salón está preocupada porqué su sofá no pega demasiado con el estilo de este tipo de sillas tan particular.

Es cierto que no vale poner cualquier cosa alrededor de estas sillas si quieres que luzcan, porqué una cosa es cierta, ellas se van a llevar todo el protagonismo de la estancia.

Qué sofá comprar con una silla Eames

Me ha pedido consejo sobre que sofá es el adecuado para colocar junto con estas sillas tan icónicas.
Y cómo creo que es algo que muchas personas se preguntarán, ya que estas sillas se han vuelto a poner de moda, he decidido escribir un post explicándolo y de paso ayudo a más personas, a parte de a Sofía.

Las sillas Eames tienen un estilo moderno, pero no es un moderno actual, tal como lo conocemos ahora (recordemos que estás sillas son del siglo pasado), es más bien contemporáneo elegante.

Sus creadores querían hacer un mueble poco simplista y convencional para aquella época, una combinación de arte, ciencia e imaginación. Por eso, los mejores sofás para combinar con este tipo de sillas deben de seguir el mismo diseño moderno y aerodinámico.

Opta por un sofá que tenga algunos adornos o estructuras de metal, como las sillas.
Los muebles con las patas metálicas tienen un diseño pulido y moderno que se combina a la perfección con el mobiliario contemporáneo de la época de la silla Eames.

Si elegimos un sofá con las patas en madera de roble o de cedro, porqué preferimos la calidez que nos aporta este material, que sea de estilo futón de tapa abierta con adornos en metal, o patas de madera de color claro para un estilo de salón casual y relajado, para que coincida con tus sillas Eames.

Las sillas Eames están fabricadas en madera contrachapada o fibra de vidrio modelada y su diseño tiene lineas suaves con materiales orgánicos en una sola pieza.

Escoge un sillón de líneas rectas y depuradas, con un respaldo firme y uniforme en vez de cojines mullidos individuales. Cuantos menos cortes y adornos tenga, mucho mejor. Pregunta en tu tienda de sillones de confianza.

Si lo que vas a hacer es rehusar un sofá de estilo vintage, asegúrate de que la tapicería sea de un color liso, nada de dibujos ni mezcla de colores.
Evite sobre todo los patrones geométricos, rayas, diseños florales o paisleys.

Selecciona una tapicería grapada o clavada en telas simples, como el cuero, la piel sintética, el poliéster o una mezcla de rayón. Si quieres la simplicidad total, usa los tonos tierra como el moka, el marrón, el gris, el negro o el gris oscuro.
Pero si quieres arriesgar y utilizar colores más vivos, el turquesa, el beige, el amarillo-oro, el verde guisante, el oliva o el melón serán los que más le peguen.

Normalmente, las sillas Eames no tienen reposabrazos, o como mucho unos muy pequeños.
Selecciona un sofá que tenga el mismo tipo de reposabrazos, y evita los de gran tamaño o los brazos acolchados.

Las sillas Eames tienen un tamaño más bien reducido, por lo que no querrás un sofá que sea tan voluminoso y enorme que no se vean las sillas ¿verdad?
Espero que con estos simples consejos te haya podido ayudar a elegir el mejor complemento para tu salón.