LivingPink

Decora tu vida

Sillones en vez de sofá

¿Tienes una sala de estar donde parece imposible colocar un sofá?
Últimamente parece que incluso en las grandes casas los salones son cada vez más pequeños.
Muchos de ellos están diseñados para que por los 4 lados haya, ya sea una puerta, una ventana, una chimenea o un televisor, haciendo del todo imposible colocar un sofá decente.

Los pisos con espacios diáfanos complican las cosas aún más si cabe, pues si situamos un sofá, seguramente de la espalda aa algún elemento importante de la casa.

Sillones en vez de sofá

¿Y has notado que cuando vienen huéspedes, la mayoría de la gente parece preferir sentarse en un sillón?
A nadie le gusta ser el que se sienta en medio del sofá, la gente te empuja y acabas quedando atrapado por el medio de los dos cojines.

¡Dame mi propio sillón acogedor con un montón de espacio para moverme y quédate tú el sofá!

La buena noticia es que no hay ninguna ley de diseño interior que exija tener un sofá en la sala o el salón.

Se puede crear un un gran salón muy acogedor con muebles funcionales y sin un sofá.
Pero en algún sitio hay que sentarse, y es ahí donde entra en acción los sillones, esos pequeños sofás individuales en los que se está super cómodo y no se tiene nadie al lado.

Creo que eso es lo que más me gusta de los sillones, que nadie te molesta, ni te empuja en tu sillón. Tienes más espacio para ti, para poder moverte y ponerte de la postura que tengas.

Si estás pensando que por no tener sofá no vas a poder tumbarte para echarte la siesta, no te apures, siempre puedes comprar un sillón reclinable en el que podrás tumbarte a placer y dormir plácidamente sin que nadie se siente al lado y te despierte.

La disposición clásica de cuatro sillones colocados en diagonal alrededor de una mesa de centro circular es una de mis favoritas. Lo he recomendado muchas veces a los clientes que tienen salones difíciles, pero parece que la gente a menudo tiene miedo de probarlo. Es increíblemente funcional.

Siempre he pensado que es algo desagradable entrar en un salón, y encontrarte con la parte trasera del sofá Pero no tiene que ser así si no quieres. Si colocas dos divanes, la entrada no se verá bloqueada. Estos tipos de sillones son una gran opción para hacer las habitaciones más abiertas.

Soy un gran fan de amueblar una habitación para apoyar la forma en que desea vivir en ella. A mi me encanta sentarme a leer en un rincón, y no hay mejor forma de hacerlo que con un sillón cómodo junto a una chimenea o a una ventana amplia por la que entra la luz.

Parece que más de una persona ha decidido que un piano es mejor para su salón que un sofá. Me puedo imaginar a esos propietarios pasando horas y horas disfrutando de la música y no echando e