LivingPink

Decora tu vida

Usar espejos para decorar

Todo lo que tu casa necesita para deslumbrar y aportar luz son una buena colección de espejos repartidos por lugares estratégicos de la casa.
Y no solamente colgados por las paredes, también se pueden colocar posados sobre una mesa, a modo de portarretratos.

Espejos nuevos, espejos modernos, espejos vintages... todos ellos tienen la cualidad de reflejar la luz y hacer más amplia la estancia con solo unas sencillas pautas.

Usar espejos para decorar

Además de eso, los espejos sirven para decorar, ya que pueden estar enmarcados en un marco que le aporte belleza.
Ni siquiera tienes que ir a una tienda de muebles para adquirirlos, son mejor cazarlos en cualquier tienda de antigüedades o en los mercados callejeros que venden mobiliario vintage a buen precio, esas son las mejores piezas.

En las puertas

Crea luz en tu dormitorio de tipo loft o utilízalos para a modo de pantallas para tener más privacidad.
Las puertas de los armarios de las habitaciones pueden cambiarse y poner espejos de cuerpo entero para que además de poder mirarnos en ellos a la hora de vestirnos, pueda entrar más luz y claridad a la estancia, ya que estos espejos la van a reflejar.

Los espejos hacen como que las puertas retrocedan, así la habitación parece más grande y el espacio más abierto, incluso con la puerta cerrada.

Esto es más fácil de hacer en los armarios empotrados, que puedes diseñarlos a medida desde 0, pero si compras un armario en una tienda y ya viene con unas puertas preestablecidas, puedes comprar aparte espejos de pared que sean de cuerpo entero y situarlos al lado del armario.

En el tocador

Un espejo pequeño vintage con un marco de filigrana de plata se puede colocar encima de una bandeja elegante al lado de los cosméticos o los perfumes encima de un tocador.
Además de poder mirarnos para maquillarnos, su precioso marco decorará es espacio.
Habrá que pegar la base para evitar que se deslice, se caiga y rompa algún frasco o raye algún mueble.

En el comedor

La misma idea con un espejo más grande puede funcionar en una mesa de centro en una sala de estar, un aparador convertido en una barra de bar o en el centro de una mesa de comedor.

Llena un aparador con una bandeja, unos decantadores de cristal, un par de copas de brandy y vasos de licor para una barra de bar improvisada.
Alinea candelabros de cristal y plata, pequeños vasos de cristal y flores del jardín cuidadosamente seleccionadas.

Hágase la luz

Los espejos son la respuesta al problema de las entradas oscuras y sosas, o a los rincones debajo de las escaleras.
Escoge diferentes tamaños de espejos antiguos para colgarlos de la pared del hall que está en penumbras y no es nada acogedor.

El espejo rebotará la luz hacia adelante y hacia atrás, dándole vida a la energía que se refleja y aumentando la potencia en el espacio, por lo que atrae visualmente a los visitantes.

Los espejos antiguos pueden ser grabados, biselados o enmarcados en un marco bonito para crear una galería brillante que verás nada más entres por la puerta.

En la repisa de la chimenea

Un espejo de cuerpo entero es una gran idea para colgar sobre una repisa de la chimenea, en el suelo de un gran salón con techos altos. En esta ocasión, la elección de un marco dorado con algún acabado que complemente el deslustre de la lámpara de araña de cristal, será la mejor opción.

Seguramente no tendrás que colgarlo de la pared, con tan sólo dejarlo posado se sustentará el sólo, y no habrá necesidad de hacer agujeros en la pared.

Un espejo de cuerpo entero sin ataduras puede ser movido a capricho, aunque es posible que necesites un amigo musculoso para ayudarte a alzarlo.