Agua micelar Deliplus de Mercadona, mi sincera opinión

Para no perder hidratación ni elasticidad, yo siempre empleo un agua micelar. Y la última en incorporarse a mi rutina ha sido la de la marca Deliplus de Mercadona, de la que vengo a hablarte.

Pero si quieres los mejores resultados, no dudes en darle una oportunidad al limpiador de Nezeni Cosmetics. Más abajo te cuento porqué.

Con este calor que hace, el agua se vuelve más necesaria que nunca. Y no solo para beber (¡que también!), pues tu rostro necesita igualmente que le proporciones una dosis adecuada para que no se reseque.

Este cosmético ha cosechado grandes reseñas en Internet gracias a su eficacia a la hora de acabar con la suciedad y los restos de maquillaje, pero también debido a su precio económico y a la buena relación que mantiene lo poco que cuesta con los buenos resultados que consigue.

Y es que si Mercadona ha sabido abrirse un importante hueco en esta industria, es precisamente gracias a esta combinación.

Si quieres saber cuáles son las ventajas del agua micelar de Mercadona, dónde residen sus puntos débiles y si realmente merece la pena que le des una oportunidad frente a otras aguas similares, en esta review te contaré con detalle lo que me ha parecido.

Agua micelar de Mercadona: formulación

Como seguro que ya sabes, el factor determinante que marcará la eficacia de un cosmético no es otro que su fórmula.

Es decir, los ingredientes que la componen, pero también las cantidades en los que se encuentran. En este caso, el producto es apto para todo tipo de pieles -como suele ser habitual en las aguas micelares- ya que respeta el equilibrio cutáneo y no es agresiva con la dermis.

Según promete Deliplus, consigue desmaquillar, limpiar y suavizar de una sola pasada, gracias a que cuenta con compuestos eficaces.

Entre ellos, el que más destaca es la glicerina, un potente agente hidratante que ayuda a conservar la humedad de la piel, lo que evita que se rompa o agriete.

Además, la presencia de extracto de aloe vera potencia este efecto y calma la piel.

Por su parte, la alantoína ayuda a regenerar la dermis y a evitar problemas de eccemas o dermatitis, algo que también consigue el extracto de camomila, un interesante calmante con propiedades antiinflamatorias.

Por todo esto, considero que es de verdad adecuada para todo el mundo y, al menos en mi caso, no me ha generado ningún tipo de problema o efecto adverso.

Recomendado: Descubre los beneficios de un exfoliante enzimático

Eso sí, por desgracia también cuenta con varios conservantes (como chlorphenesin, disodium edta o sodium benzoate) que no acaban de convencerme, porque considero que son demasiados -lo que podría desencadenar problemas a largo plazo- y además siempre prefiero optar por fórmulas más naturales.

¿Cómo usar el agua micelar Deliplus?

Lo mejor del agua micelar, es que es realmente sencilla de usar y en tan solo unos minutos puedes conseguir una limpieza de calidad.

Para ello solo necesitas el bote en cuestión y un disco desmaquillante o algodón (yo recomiendo especialmente los reutilizables, que son más económicos y ecológicos).

Lo primero es recogerte el pelo, para evitar que se manche o que nos estorbe. Después, empapa un poco el disco con el producto y aplícalo mediante pequeños toquecitos en tu rostro, empezando por la frente para luego ir bajando hasta el cuello, este inclusive.

No lo arrastres nunca, porque esto es contraproducente, ya que solo lograrías arrastrar la suciedad de un lado para otro. Tampoco tienes que ejerce demasiada presión.

Eso sí, presta especial atención a las zonas más maquilladas (como los párpados, que es donde actúa con menor eficacia, dejando más restos de lo habitual) o con mayor tendencia grasa (la zona T).

Para estas áreas, puedes utilizar otro algodón diferente, para conseguir mejores resultados y una limpieza más apurada.

Llegado a este punto, solo tienes que esperar a que la piel absorba el exceso y se quede seca, aunque la verdad es que en este caso no siempre es así, ya que suele dejar una sensación algo pegajosa que no me gusta demasiado.

Para compensar, al menos su fragancia es tan sutil que resulta prácticamente imperceptible y nada molesta, lo que es un punto a su favor.

Otros detalles: envase, precio

Más allá de su eficacia y de que sea apta para todo el mundo, hay otros detalles muy interesantes. Y seguramente por el que más te estés preguntando es por su precio.

Normal, porque acostumbradas a cosméticas que nos cuestan mucho más de lo esperado -para luego ni siquiera ofrecernos unos grandes resultados-, es importante que prioricemos también el bolsillo, sobre todo a la hora de apostar por algo nuevo.

Sin embargo, en este caso no tienes nada de lo que preocuparte, ya que por tan solo 3€ puedes conseguir un frasco con 395 ml, por lo que por una pequeña cantidad tendrás dosis suficientes para limpiarte a fondo el rostro durante más de un mes.

Un aspecto muy mejorable es el envase, ya que nos topamos con el típico bote de plástico.

Es cierto que pesa poco y que no resulta muy engorroso, pero al ser transparente, el producto corre el peligro de ponerse en mal estado por culpa de factores externos como el sol, así que mejor guárdalo en un lugar fresco y seco.

Además, debes tener cuidado con su tapón, porque dependiendo del frasco con el que te hayas hecho -y de la suerte que hayas tenido- ajusta mejor o peor, de forma que puede acabar teniendo pérdidas de gotitas.

Por lo que es mejor que vayas siempre con precaución, especialmente en los primeros usos.

Mi opinión del agua micelar de Mercadona

Bueno, ha llegado el momento de resolver la cuestión más importante. ¿Estoy contenta con los resultados? Sí.

¿Es el mejor agua micelar del mercado? No.

Entonces... ¿La recomiendo? No. Aunque tenga un precio tan económico, lo barato a veces sale caro.

No acaba con los restos de maquillaje sin tener que hacer varias pasadas, y mucho menos con sombras de ojos intensas o con brillos, tendrás incluso que llegar a frotar.

Eso es lo que más me ha decepcionado, que siento que no ha conseguido limpiar de verdad todas las partes de mi rostro por igual, hasta el punto de que a veces he necesitado ayudarme de productos complementarios.

Por el otro lado, no causa picores ni rojeces. Al contrario, ya que tras varios usos he notado mi rostro más suave e hidratado.

¿El problema? Que también algo pegajoso, por lo que si tienes tendencia acneica no te la recomiendo, porque no es eficaz para luchar contra el exceso de sebo y te obligará a aclararte el rostro tras cada uso.

Es decir, que como conclusión te digo que por 3€ creo que es ideal para utilizarla en contadas ocasiones, para tenerla en casa de repuesto.

Si buscas una limpieza realmente a fondo y un método eficaz de frenar el acné y el fotoenvejecimiento, hay alternativas mejores. Y de mi favorita es precisamente de lo que te voy a hablar en el siguiente apartado.

Mi alternativa de cabecera: el agua micelar de Nezeni Cosmetics

Desde que llegó a mi vida, nunca se ha ido. Siempre me gusta probar nuevos productos, darle oportunidades a todo lo que suena interesante, pero también siempre acabo volviendo al agua micelar de Nezeni Cosmetics, ya que es la que siempre me ha ofrecido los mejores resultados.

Además, es una marca que me ha transmitido mucha seguridad porque solo emplea ingredientes de calidad y de origen natural, por lo que no hay que preocuparse ante posibles alergias, rojeces o picores.

Encima, no añade irritantes ni parabenos, lo que la hace doblemente segura. En mi caso, te aseguro que nunca he tenido un problema de este tipo.

Tampoco tendrás que tenerle miedo al peligroso efecto combinado -que se genera tras el uso prolongado de diversos cosméticos diferentes-, pues tiene tan poquitos conservantes que esto no será un inconveniente.

El envase es otra mejora, pues el tapón contiene el producto mejor, sin fugas, y permite extraerlo sin poner todo pringoso gracias a que viene con un cómodo spray.

Nos encontramos frente a una textura más ligera que se absorbe en cuanto entra en contacto con la piel, dejando a su paso una agradable sensación refrescante y un visible efecto tonificante, que se aprecia desde los primeros usos. Por tanto, no supondrá un inconveniente para las pieles grasas.

Al contrario, puesto que su formulación ayuda a frenar el exceso de sebo y a luchar tanto contra el acné como con el fotoenvejecimiento, pues las propiedades exfoliantes del ácido salicílico combinados con las capacidades calmantes del aloe vera, consiguen unos resultados óptimos para todo tipo de dermis.

Además, limpia estupendamente, hasta el maquillaje más marcado.

¿Por qué deberías apostar por el agua micelar?

Después de haber hecho este repaso por dos productos realmente interesante, quiero acabar recordándote la importancia que tiene el agua micelar a la hora de proporcionar una limpieza en profundidad al cutis.

El principal motivo por el que resulta tan imprescindible es porque su fórmula a base de agua es suave con la dermis (salvo que el producto en cuestión tenga algún ingrediente nocivo o poco recomendable).

Además, al tratarse de una solución acuosa en base a micelas, trabaja con mucha eficacia.

¿El motivo? Estas partículas limpiadoras se ocupan de atrapar, aislar y eliminar por completo cualquier resto de suciedad o exceso de sebo acumulado, limpiando hasta el interior de los poros.

Por eso, acaban con eficacia con estos restos sin resecar la piel por el camino, así que resulta un método tan suave como eficaz, lo que lo hace recomendable en todos los casos.

De todas formas, mi recomendación siempre va a ser que leas bien la etiqueta y estudies los ingrediente que tiene cualquier cosmético antes de lanzarte a comprar nada, pues es la mejor manera de evitar sustos o disgustos.

Otro factor que la hace tan atractiva es su método de empleo, que ya te he explicado. En menos de 5 minutos puedes conseguir un cutis limpio y nutrido.

Eso sí, para obtener unos mejores resultados debes ser constante en su uso y utilizarla tanto por las mañanas antes de tu tratamiento habitual (para acabar con los restos acumulados durante la noche) como antes de acostarte (para librar al rostro de las impurezas y dejar que respire).

Por todo esto, te animo a que, si no lo has hecho ya, no pierdas el tiempo y te hagas con un agua micelar que te ayude a darle a tu rostro el cuidado que merece.

Otras opciones interesantes son: la de Bioderma, la de la marca Caudalie, o el de Avene.

Si priorizas lo económico o buscas una primera aproximación, el agua micelar de Mercadona es una gran alternativa, pero si quieres los mejores resultados, no dudes en darle una oportunidad al producto de Nezeni Cosmetics.

Lo último