Probamos: Bronzing Radiance Self-Tanning Cream de Freshly

Llega el buen tiempo y necesitas camuflar la palidez de tu piel. Lo sé, nos pasa a todas. Por suerte, tenemos soluciones rápidas de la mano de los autobronceadores. Si crees que todos son iguales, deberías conocer Bronzing Radiance Self-Tanning Cream de Freshly.

¿Quieres saber porqué todas hablan de este producto? ¡Ahora lo descubrirás!

No es ninguna novedad que cada lanzamiento de Freshly se convierta en un éxito de ventas.

Su compromiso con el respeto medioambiental, la formulación natural, mayoritariamente procedente de la agricultura ecológica, y la efectiva mejora en la calidad de la piel tienen mucho que ver. 

Y su nueva crema autobronceadora no es una excepción.

Bronzing Radiance Self-Tanning Cream: lo que tienes que saber

La primera sorpresa con la que te topas al conocer este producto es que es dual.

En otras palabras, no solo autobroncea elevando progresivamente el tono de tu epidermis, sino que también logra potenciar tu bronceado natural.

Sin embargo, su uso no te exime de aplicarte un protector solar si vas a salir a la calle. 

Según la marca, se trata de una autobronceadora apta tanto para la cara como para el cuerpo, cuyos efectos comienzan a hacerse visibles a partir del tercer día de aplicación.

La inclusión de aceites vegetales ultra nutritivos y de un complejo probiótico hace posible que tu piel se sienta y se vea más hidratada, firme y joven enseguida. 

De hecho, la firma promete un bronceado un 28 % más intenso y un 50 % más duradero que con otros productos.

Puedes utilizarla a diario y graduar tu bronceado para mantenerlo o comenzar a aminorarlo.

A los 7 días de cesar su uso dejará de estimular la melanina y el tono irá decayendo.

Principales beneficios

El primero y más evidente es que mejora tu apariencia, dotando a tu piel de un favorecedor tono bronceado.

Es completamente natural, ya que su composición carece de los sintéticos que suelen imprimir ese tono anaranjado a las pieles autobronceadas. Con Bronzing Radiance esto no te sucederá. 

La segunda de sus bondades tiene que ver con la prevención del fotoenvejecimiento causado por una exposición abusiva al sol.

Igualmente, merece tu atención su acción antioxidante al contribuir a la renovación celular, estimular la producción de colágeno y fortalecer la función de barrera de la capa más superficial de la piel. 

Con un uso continuado tu piel lucirá más bonita, fuerte y protegida.

Dos atributos especialmente deseables en verano cuando resulta inevitable mostrar más de lo acostumbrado durante el resto del año.

Esta autobronceadora está llamada a convertirse en tu aliada de belleza por su eficacia, rápido efecto y por su mimo hacia la piel. 

Su fórmula

 

Para comprender cómo logra embellecer y mejorar la calidad de la piel, basta con reparar en su lista de ingredientes.

En ella descubrimos una batería de ingredientes, en un 99 % de origen vegetal, con probadas propiedades fotoprotectoras, antioxidantes, hidratantes y regeneradoras.

Te los desgrano a continuación para que te hagas una idea más precisa:

  • Lingonberry: Un complejo probiótico que exfolia y acelera la renovación celular, predisponiendo a la piel para lucir un bonito bronceado.
  • Erythrulose complex & Tyrosine bronzing booster: Se trata de activadores de la melanina que pigmenta nuestra piel. Logran acelerar el autobronceado y mantenerlo intenso y natural. 
  • Inositol vegetal: Tiene la capacidad para activar la producción de melanina y la absorción del colágeno. De este modo, favorece el mantenimiento del bronceado y previene el envejecimiento provocado por el sol. 
  • Extracto y aceite de zanahoria: Los betacarotenos de la zanahoria y las vitaminas B1, B2, C y E, cooperan en la pigmentación de la piel, elevando su tono de un modo natural, progresivo, duradero. 
  • Aceites de almendras, babasú y jojoba: Con propiedades nutritivas y antioxidantes. Tienen la capacidad de hidratar en profundidad y estimular la producción de elastina. 

Textura y packaging

Como es habitual en Freshly, el envase de Bronzing Radiance es de vidrio, lo que te permite conocer en todo momento cuál es tu consumo y si necesitas o no reponerlo.

Su dosificador facilita obtener la cantidad justa y no malgastar producto.

Pero al ser transparente deberás guardarlo lejos de la radiación solar para prevenir la degradación de su contenido.  

Su textura es muy fluida y su aplicación muy sencilla.

Se extiende muy fácil y se absorbe en cuestión de segundos sin dejar sensación grasa o pegajosa.

Todo lo contrario, notarás la piel muy hidratada.

Sin embargo, lo que más llama la atención al aplicar esta autobronceadora, al menos a mi, es su aroma. Una vez más, Freshly ha acertado.

El verano evoca aromas frutales y dado que este producto está pensado para lucirlo en la época estival su aroma es la fusión de pomelo, mandarina, pera, piña, bergamota, granada, cardamomo, rosa, caléndula, lavanda y sándalo.

En definitiva, una fragancia fresca, sutil y muy veraniega. 

¿Cómo debo aplicarla?

Para aprovechar todos sus beneficios lo único que necesitas es ser constante. Deberás integrar su uso en tu rutina cada mañana.

Así, antes de la primera aplicación te recomendamos que te exfolies. De este modo, estarás preparando la piel para un resultado más rápido, bonito y duradero. 

Al tratarse de una formulación natural es preciso que agites bien el envase para facilitar el mezclado de todos sus ingredientes.

Resulta interesante que añadas esta autobronceadora a tu hidratante habitual.

Así, prevendrás las manchas, el tono será más uniforme y la crema te durará más tiempo.

Una vez limpia e hidratada la piel, es extensible al rostro y al cuerpo, deberás aplicarla una vez al día, en la zona que te interese realizando suaves movimientos circulares y ascendentes.

Al activar la circulación los principios activos penetrarán más profundo y podrán actuar con mayor facilidad.

El último paso es aplicarte el protector solar. 

No necesitas utilizar guantes ni manoplas. No mancharás nada. Cuando hayas terminado lava tus manos con agua y jabón.

Tampoco temas perder tono cada vez que te duches. Esta autobronceadora no pigmenta, sino que actúa desde el interior de la piel.

Tu bronceado continuará a tu lado hasta que tú lo decidas. 

Ha sido testada dermatológicamente, un detalle que posibilita utilizar esta crema en todo tipo de pieles, incluso en las más sensibles y en las embarazadas.

Entre las consecuencias de aplicar esta crema solo cabe cuidar y embellecer la piel. 

¿Merece la pena? Mi opinión de Bronzing Radiance Self-Tanning Cream

Después de todo lo que te he contado, ¿estás deseando probarla?

En mi caso, la he utilizado a diario durante 8 semanas y he conseguido un bronceado como los que no recordaba, me veo muy favorecida y apenas se forman manchas. 

Resulta inevitable que en determinadas zonas, como las rodillas o los codos, se formen pequeños cúmulos que recargan el tono, pero resulta un inconveniente leve.

Lo que más me desagrada es su relación calidad-precio.

Al tratarse de una crema de uso general, cuerpo y cara, sus 100 ml resultan algo escasos

Especialmente si lo comparamos con sus 29€ de precio.

Esto es lo que menos me gusta, ya que deberían rebajar el precio manteniendo su capacidad o, por el contrario, ampliar la cantidad de producto manteniendo el precio.

En líneas generales y pese a este punto negativo, recomiendo esta autobronceadora porque el resultado es muy natural y rápido. 

Además, proporciona beneficios adicionales mejorando visiblemente la calidad de la dermis y la experiencia de uso resulta muy agradable.

En definitiva, Bronzing Radiance Self-Tanning Cream de Freshly es una buena opción, aunque no la mejor. ¿Tú que opinas?

Lo último