Descubre todos los usos del agua micelar

Descubre todos los usos del agua micelar

Existen muchos productos para desmaquillar la tez, pero el limpiador estrella para eliminar el maquillaje de forma eficaz, cuidando la dermis cutánea es, sin lugar a duda, el agua micelar.

Ni la leche limpiadora, ni siquiera las toallitas o los aceites han podido superar las prestaciones de este fantástico desmaquillante.

De hecho, sus beneficios van más allá, dado que posee múltiples utilidades que lo convierten en un cosmético muy versátil.

Pero antes de descubrir sus diversos usos, deberás conocer qué es el agua micelar y para qué sirve principalmente.

¿Sabes cuál es la buena noticia? Pues que en el artículo de hoy te contamos al detalle toda la información necesaria sobre este excelente purificador facial, desde su definición hasta las mejores ideas para sacarle el máximo provecho a este higienizador tan venerado por los parisinos.

Características principales del agua micelar

1

El agua micelar es célebre por ser un desmaquillante facial muy suave, mayoritariamente exento de alcohol, aceites y agentes químicos perjudiciales.

Asimismo, tampoco contiene jabones o elementos limpiadores agresivos, por lo que no reseca ni causa daño en las células del cutis.

Su formulación suele componerse por ingredientes muy cuidadosos con la epidermis, normalmente agua, un poco de glicerina y una sutil concentración de surfactantes necesarios para eliminar la suciedad de la dermis del rostro.

Así que se podría decir que estamos frente a un desmaquillador apto para todo tipo de pieles, ya que hay fórmulas diferentes para tratar todas las dermis, sea cual sea su condición.

Su principal ventaja es que no requiere aclarado, puesto que se absorbe por la piel.

Este último dato lo convierte en un producto muy útil para viajar, ir al gimnasio, hacer una escapada o simplemente desmaquillarte desde la comodidad de tu cama.

No obstante, tal y como hemos mencionado con anterioridad, tiene otros lucros que vale la pena tener en cuenta. ¿Quién sabe? Seguro que puede sacarte de más de un apuro en determinadas ocasiones.

¿Buscas las mejores opciones? Aquí tienes mi top 5 de aguas micelares.

Las utilidades del agua micelar

1

Así es, podemos utilizar sus propiedades de muchas maneras diferentes y te presentamos algunas de ellas para que puedas sacarle el máximo partido.

Desmaquillante

Aunque no lo aprecies a simple vista, acostarse sin quitarse el maquillaje es un error que afecta las células de la cara y que deberías evitar a toda costa.

Es extremadamente importante que te desmaquilles antes de ir a dormir, ya que el hecho de no hacerlo provoca obstrucción en los poros debido a la grasa e impurezas que se crean, se acumulan y se mezclan con los restos de los pigmentos.

Esto puede desencadenar como mínimo brotes de acné y otras condiciones muy molestas, así como empeorar el estado de tu epidermis a largo plazo.

Si eres de las que llegan a casa muy cansadas y no recuerdas o no tienes la suficiente energía para suprimir los restos de maquillaje que han perdurado durante el día en tu rostro, lo ideal es dejar una botella de agua micelar en la mesita de noche.

El modo de empleo de este producto es muy fácil. Basta con humedecer un algodón con el líquido y remover la suciedad.

En el caso de tratarse de maquillaje de alta duración o resistente al agua, lo recomendable es hacerlo un par de veces para asegurarte de que dejas la piel impoluta.

En el caso de los ojos el proceso también es sencillo, simplemente deberás mantener posado el algodón sobre los párpados durante algunos segundos para debilitar la pintura.

Descubre aquí las mejores opciones para desmaquillar tu piel.

Limpiador facial

Otra de las utilidades populares del agua micelar es su función de limpiador facial y en efecto, los dermatólogos recomiendan limpiar la tez dos veces al día para impedir circunstancias indeseadas; una por la noche y otra por la mañana.

Limpiador matutino

No todo el mundo dispone del tiempo suficiente para llevar a cabo una rutina mañanera de limpieza facial y aquí es dónde entra en juego el agua micelar.

Tras levantarte, remoja un algodón con el líquido y pásalo por toda la cara hasta que lo aprecies limpio, si es necesario, repite la acción una segunda vez. ¡Ya dispones de una cara lista para empezar el día!

Limpiador después del ejercicio

Independientemente de si eres hombre o mujer, la gran cantidad de sudor producida durante el ejercicio se instala en la superficie de la piel, atrayendo al polvo.

Para prevenir que los poros se taponen, es esencial limpiarla tras la sesión de entrenamiento.

El agua micelar es idónea para estos casos al no tener que aclararse y la botella se puede llevar de manera práctica dentro de la bolsa de deporte o gimnasio.

Limpiador entre aplicaciones del protector solar

Es de sentido común aplicarse productos con SPF frecuentemente cuando vamos a exponer nuestra epidermis a los rayos solares, aunque no vayamos a ir precisamente a tostarnos al sol acostados en la arena de la playa.

El problema llega cuando el añadido de aplicación sobre aplicación genera brotes antiestéticos, en especial cuando el sudor no se puede evitar.

La mejor manera de prever estas desagradables situaciones es deslizar un algodón empapado de líquido micelar por las zonas necesarias antes de una nueva aplicación.

Tu piel quedará totalmente limpia, pues es la manera correcta de aplicar de nuevo el protector solar.

En este post tienes los mejores productos limpiadores.

Limpiador de brochas y pinceles

3

Al igual que cualquier herramienta de trabajo que aseamos a menudo, lo que usamos para pintar nuestro rostro debe de llevar una higiene correcta para no correr riesgos.

Puede que no dispongas del tiempo o de los productos adecuados para lustrar tus brochas y pinceles de maquillaje. ¡Esta excusa ya se acabó!

La manera más económica, sencilla, rápida y sin quebraderos de cabeza de mantener en buen estado tus utensilios de cosmética es remojándolos en un recipiente con agua micelar durante un par de minutos.

Utiliza una toalla para secarlos. ¡Enseguida comprobarás que han quedado como nuevos!

Tónico

El agua micelar puede perfectamente realizar la función de un tónico y tonificar la dermis. Si lo aplicas tras limpiar tu cutis, completarás la limpieza total.

Además de ayudarte a cerrar por completo los poros y suprimir los restos de maquillaje que hayan podido quedar todavía, tonificarás y equilibrarás el PH de las células cutáneas.

Refrescante y/o retocador

En ocasiones, podemos llegar a sentir una sensación de pesadez en nuestra cara, ya sea por ir demasiado maquillada o al tratarse de un día muy caluroso, con más ahínco en verano.

La solución está en refrescar la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla) con un algodón mojado en agua micelar.

Pese a todo, quizás nuestra intención no sea eliminar toda la pintura, sino refrescar apenas el pigmento de los ojos en una noche de fiesta o remover el eye liner al equivocarnos, sin quitar el resto.

Al necesitar más precisión, en este caso utilizaremos bastoncillos en lugar de los discos de algodón, pues el líquido puede arreglar con pequeños retoques los errores que podemos cometer aplicando el eye liner, lápiz de labios o inclusive el rímel.

Desinfectante de manos

De buenas a primeras puede sonar un poco rimbombante, pero es una idea completamente viable en un apuro.

Aparte de los distintos usos hoy aquí citados, el agua micelar puede servir de desinfectante cuando no disponemos de otra cosa parecida para higienizar nuestras manos.

¿Conocías todas estas utilidades a parte de la ya conocida función de desmaquillante? Si conoces otros usos que el agua micelar puede brindarnos ¡No dudes en hacer tu aportación!

Lo último