Línea Xeracalm de Avene para pieles atópicas ¿merece la pena?

Línea Xeracalm de Avene para pieles atópicas ¿merece la pena?

Sufrir de piel atópica es un problema con el que muchas personas deben convivir en su día a día. Uno de los más populares es Xeracalm de Avene. Lo he estado probando y en este post te cuento cómo me ha ido.

Pero aunque no sea tan popular, la crema de Akento Cosmetics es la que mejor resultados me ha dado para mejorar mi estado y evitar los brotes. Más abajo te cuento todo sobre estos dos productos.

Los datos no mienten, cada vez hay más casos de dermatitis en la población, por lo que es importante conocer bien los productos que podemos aplicar sobre la piel.

La dermatitis a pesar de ser una enfermedad que no implica un riesgo para la salud, puede traer molestias graves como prurito o incluso heridas, algo que suele suceder en los brotes.

Una de las claves para combatir y mitigar los brotes es el uso de cremas específicas para piel atópica.

En el mercado existen muchas marcas que comercializan este tipo de productos tan concretos, un ejemplo es la marca de Avene, la cual es conocida mundialmente por lanzar productos de este tipo.

Una de sus últimas incorporaciones es la línea Xeracalm, la cual ha sido pensada para las personas con piel atópica.

Esta línea se compone de varios productos para el cuidado de la piel, pero hoy voy a analizar los que se han pensado para la hidratación, me refiero a la crema y el bálsamo relipidizante.

¿Quieres saber si realmente son eficaces y en qué casos se debe usar cada uno? Pues sigue leyendo.

Bálsamo y crema Xeracalm de Avene: características principales

Tanto la crema como el bálsamo relipidizante salen al mercado con el propósito de restaurar la barrera de la piel.

Recordemos que la dermatitis se caracteriza por “destruir” ésta barrera natural, además ayudarán a mejorar y aliviar el picor junto con la sensación de piel seca.

Te interesará: La mejor crema para la dermatitis atópica en adultos

La estética de los envases sigue la línea de Avene en la cual impera la sencillez con el uso del color blanco como predominante y el marrón claro para las letras.

En el mercado podemos encontrar ambas hidratantes en dos tamaños, uno de 400 ml con dosificador y otro de tipo tubo más pequeño con 200 ml.

En ambos casos, estamos ante dos productos con una fórmula libre de perfume, algo esencial en estas lociones.

Otro dato interesante a remarcar viene relacionado con su uso, pues prácticamente todas las personas pueden usarlo, desde mujeres embarazadas, hasta lactantes, bebés, niños y adultos.

2

Ingredientes

La crema tiene estos ingredientes:

Avene Thermal Spring Water (Avene Aqua); Glycerin; Mineral Oil (Paraffinum Liquidum); Cetearyl Alcohol; Oenothera Biennis (Evening Primrose) Oil (Oenothera Biennis Oil); Caprylic/Capric Triglyceride; Cetearyl Glucoside; Aquaphilus Dolomiae Extract; Arginine; Carbomer; Evening Primrose Oil/Palm Oil Aminopropanediol Esters; Glycine; Sodium Hydroxide; Tocopherol

Y el bálsamo estos otros:

Avene Thermal Spring Water (Avene Aqua); Mineral Oil (Paraffinum Liquidum); Glycerin; Caprylic/Capric Triglyceride; Peg-12; Oenothera Biennis (Evening Primrose) Oil (Oenothera Biennis Oil); Glyceryl Stearate Myreth-3 Myristate; Peg-100 Stearate; Polyacrylate-13; Aquaphilus Dolomiae Extract; Arginine; Citric Acid; Evening Primrose Oil/Palm Oil Aminopropanediol Esters; Glycine; Polyisobutene; Polysorbate 20; Sorbitan Isostearate; Tocopherol; Water (Aqua)

Investigando un poco los ingredientes, tengo que mencionar que uno de los más abundantes es el aceite mineral, es decir un derivado del petróleo que, pese a estar refinado, tiene muchos detractores.

También tiene algunos PEGs, otro de los compuestos que suele dar problemas, así que no es del todo hipoalergénica.

Cuándo se deben utilizar

Tanto la crema como el bálsamo están pensados para usar en una rutina diaria de higiene cutánea, en la fase de hidratación.

La gran diferencia que podemos encontrar entre ambas es que el bálsamo está indicado para casos más graves de dermatitis, los cuales cursan con síntomas como piel realmente seca.

La crema por el contrario no estaría indicada en esos casos tan drásticos ya que no llegaría a hidratar con tanta profundidad, por este motivo sería ideal para su uso diario, dejando el bálsamo sólo para las ocasiones en las que un brote esté activo y los síntomas sean realmente molestos.

Cómo se deben utilizar

Tanto la crema como el bálsamo deben aplicarse sobre la piel limpia y seca.

Esto es sumamente importante en cualquier caso de piel atópica, además siempre se debe llevar cuidado de no frotar la piel al limpiarla ni al secarla, de esta forma se evitará que se irrite.

Con la piel ya preparada y limpia pasamos a hidratarla. El modo de aplicación es exactamente igual tanto para la crema como para el bálsamo.

La forma correcta de hacerlo es muy sencilla, aplicaremos pequeñas dosis de producto sobre las zonas más afectadas y con mucho cuidado las esparciremos por toda la piel con atopia, evitando siempre apretar y frotar en exceso.

Para obtener una mejoría notable, Avene recomienda usar estos productos un par de veces al día, tanto en cuerpo como en la cara si fuera necesario, pues ambas hidratantes son aptas para tal uso.

1

¿Funciona?

Lo cierto es que la marca Avene es pionera en este sector, se podría decir que estamos ante una marca de las que infunden confianza por ser de toda la vida y haberse ganado el reconocimiento tras muchos años de buen trabajo.

Pero solo por eso no hay que comprar un producto, y menos aún cuando se trata de la salud de la piel.

En este caso, después de haber probado tanto la crema como el bálsamo durante varios meses, he decir que son opciones bastante decentes, sobre todo en cuestión de hidratación.

Hidratan bien, aunque no consiguen calmar la irritación y el picor tan molestos que suelen acompañarme durante los brotes.

Esto es algo que se agradece, pero no es suficiente. Por eso te voy a recomendar una alternativa, que es la crema que utilizo a diario y me da muy buenos resultados.

Alternativa: crema para piel atópica de Akento Cosmetics

Esta crema de Akento es muy interesante por varios motivos, el primero es su efectividad. Estamos ante una crema que reduce los síntomas de irritación y picor, pero además mejora la barrera lipídica de la piel, consiguiendo así una hidratación profunda, algo que es totalmente necesario en estos casos.

El otro motivo es el precio ya que es bastante asequible en comparación a la línea de Xeracalm, haciendo que sea más fácil incorporar la crema o el bálsamo en una rutina diaria de cuidados para la piel con dermatitis y no acabar en la ruina.

Como conclusión podemos decir que tanto las hidratantes de Xeracalm de Avene como la crema de Akento Cosmetics son opciones totalmente recomendables para el cuidado de la piel atópica.

Lo último