Cómo eliminar las cartucheras

Cómo eliminar las cartucheras

¿Te gustaría saber cómo eliminar esas antiestéticas cartucheras que afean tu figura y no te permiten lucir los nuevos jeans tal y como te gustaría?

No desesperes, queremos compartir contigo las claves de lo que deberías hacer para eliminarlas de forma permanente. 

En las siguientes líneas te mostramos qué ejercicios, qué dieta y qué tratamientos, con o sin cirugía, están a tu alcance para borrar la grasa localizada en esta zona. ¿Nos acompañas?

Dieta, ejercicio y crema reductora, el tándem perfecto para eliminar las cartucheras

Todos los especialistas coinciden en que una dieta excesivamente restrictiva no te ayudará a deshacerte de las cartucheras.

Lo más probable es que pierdas grasa de los brazos, de los glúteos y de la cara, pero tus cartucheras seguirán estando ahí.

El secreto para alcanzar tu objetivo reside en combinar ejercicio regular con una buena crema termogénica, y una dieta variada y adecuada.

Una dieta saludable y equilibrada

 

En este sentido, deberás conocer cuántas calorías necesitas ingerir y cuántas son las que consumes a fin de adaptar tu alimentación.

Por ejemplo, reduciendo las raciones y primando los alimentos nutritivos y menos calóricos.

Se sabe que las mujeres con una alta producción de estrógenos tienden a acumular grasa en los muslos y glúteos.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo con ratones en 2009 por la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, esta grasa, a diferencia de la abdominal, contribuye a prevenir la diabetes, ya que facilita al organismo la tarea de metabolizar el azúcar en sangre. 

Por tanto, si te hallas en este grupo de féminas, las verduras crucíferas como el brécol o la col, así como las semillas de lino y la soja no deberían faltar en tu dieta habitual.

El nivel hormonal desempeña un papel determinante en cualquier régimen de adelgazamiento. Una analítica de sangre bastará al profesional para ajustar tu dieta y tu entrenamiento. 

Te interesará: Los mejores remedios caseros para quemar la grasa

Aplicaciones móviles gratuitas como My Fitness Pal, Yazio, Fat Secret o Easifit te ayudarán a calcular, en función de tu constitución y estilo de vida, tus requerimientos calóricos diarios.

Recuerda que para lograr tu objetivo debes entrenar con regularidad e ingerir menos calorías de las que quemas.

Ejercicios efectivos sin salir de casa

Ya no necesitas ir al gimnasio para cuidar tu imagen y mantenerte en forma.

Existen multitud de ejercicios que puedes acometer desde la comodidad de tu casa aprovechando tu peso corporal.

En especial, los ejercicios de HIIT, o lo que es lo mismo los ejercicios de intervalos de alta intensidad, te lo ponen muy fácil. 

Con 10-15 minutos de entreno será suficiente para comenzar a apreciar los resultados en poco tiempo.

El secreto del HIIT y de sus variantes, por ejemplo, el Tabata o las rutinas en circuito, radica en que al poner al límite tu cuerpo es posible continuar quemando grasa horas después de haber finalizado la sesión. 

A su vez, suelen combinar el cardio con la fuerza y la resistencia multiplicando así sus beneficios.

En otras palabras, además de combustionar la grasa, obligarás al músculo a reclamar más energía para completar el ejercicio y con ello lograrás un efecto moldeador de la figura.

Quemarás grasa y adquirirás masa muscular. 

El ejemplo más ilustrativo lo encuentras en el método Tabata. En apenas 4 minutos de entrenamiento realizarás 8 intervalos de máxima intensidad.

Por ejemplo, saltar a la comba lo más rápido que puedas durante 20 segundos para descansar los siguientes 10, de forma activa o no activa (caminando o permaneciendo de pie). 

Se ha constatado que la mejora que se obtiene en la resistencia y en la absorción de oxígeno es equiparable a la lograda pedaleando una hora.

Además, al disponer de una amplia variedad de ejercicios de corta duración resulta más sencillo que no te aburras ni te desmotives. En la continuidad está la clave, ya lo sabes.

Toma nota de estos ejercicios:

Te interesará: Cellublue: la ventosa para acabar con la celulitis

Plancha con cambio de manos

Se trata de que te coloques boca abajo sobre una esterilla y soportes tu peso con la punta de los pies y los antebrazos.

Con la espalda recta y los músculos del tren superior contraídos en todo momento deberás alternar la colocación de los brazos, pasando de apoyarte con los antebrazos a hacerlo con las manos. 

Si estás empezando y te resulta muy difícil, prueba a ejecutarlo apoyando las rodillas en el suelo.

Recuerda que a medida que vayas ganando destreza y masa muscular la quema de grasa será más eficiente.

Para las más avanzadas apoyar los pies en una silla será un reto estimulador. Eso sí, el descanso forma parte del entreno. Aplícalo una vez por semana.

Burpees

Son saltos con flexión y con ellos trabajarás la fuerza y la resistencia de toda tu anatomía.

Toca el suelo con todo el cuerpo y asegúrate de que la espalda está estirada durante toda la ejecución.

Si te cuesta completarlo, olvida la flexión. Si quieres más, al saltar trata de tocar el pecho con la rodilla. 

Boxing punches

Eleva las piernas alternativamente, y en diagonal, hasta la altura de las caderas al tiempo que lanzas un puñetazo al aire primero con un brazo y después con el contrario.

Deberás colocar recta la espalda y los hombros hacia atrás. Es un ejercicio que resulta agradable realizar, sobre todo, cuando te inicias en estas rutinas.

Jumping Jacks

En esta ocasión, se trata de saltar estirando alternativamente las piernas y los brazos. 

Iceman

Tal y como estarás intuyendo, debes emular los movimientos que realizan los corredores sobre hielo.

Salta apoyando una de las piernas en diagonal y acompáñalo del mismo movimiento en el tren superior.

Aparte de la coordinación, ejercitarás las piernas en toda su extensión. 

Patada frontal

Como su nombre indica, con el brazo contrario flexionado al pecho deberás lanzar una patada al aire dando un salto.

Cerciórate de que el suelo no es resbaladizo y mantén la espalda erguida para aprovechar todos sus beneficios. 

¿Y qué hay de las cremas?

Aunque la dieta y el ejercicio físico regular constituyen la pauta más sencilla para mantener a raya las cartucheras, los especialistas recomiendan incluir una crema anticelulítica o reductora en tu rutina de belleza como la mejor opción para despedirte de ellas.

Así, prevendrás su aparición y relanzarás los cuidados que ya estés poniendo en práctica

Te interesará: Descubre el mejor anticelulítico

Sin embargo, debes diferenciar el rango de acción de ambas.

Una crema anticelulítica actúa sobre el sistema circulatorio y linfático para combatir la acumulación de adipocitos y la retención de líquidos.

Mientras que la reductora se centra en exclusiva en la destrucción del tejido adiposo, imposibilitando su participación en el crecimiento de la grasa localizada. 

En otras palabras, aplicando una crema anticelulítica lograrás una apariencia y textura más lisa y uniforme en tu piel y con la reductora, en cambio, la mejoría vendrá de la mano de un menor volumen en aquellas zonas en las que se acumulaba la grasa.

Por tanto, como imaginarás, puedes combinarlas para lucir una piel más tersa y una silueta más moldeada. 

Te interesará: Descubre los tipos de celulitis que hay para acabar rápidamente con ella

Tratamientos médico-estéticos para acabar con las cartucheras

La investigación en materia de estética y belleza no cesa y buena prueba de ello lo constituyen los tratamientos de los que dispones.

Si estás interesada en someterte a uno de ellos, recaba toda la información que precises, resuelve tus dudas y ponte solo en manos de profesionales acreditados y experimentados. 

Sin cirugía

Láser diodo lipolítico

Este láser fulmina la grasa a nivel profundo y sin dañar la dermis a través del calentamiento.

No en vano, llega a alcanzar los 42-47 ºC y consigue la destrucción de entre 2 y 3 cm de grasa localizada.

No es un procedimiento invasivo y sus resultados son visibles con pocas sesiones. 

Lipoablación térmica

Se trata de otra práctica estética que aprovecha el calentamiento subdérmico profundo para aniquilar los adipocitos acumulados en caderas, glúteos, abdomen o en la cara interna de los muslos. 

Mesoterapia

Se infiltran o inyectan sustancias de diversa índole según sean los objetivos que se persigan. Así, estas pueden ser reductoras, reafirmantes o anticelulíticas.

Si complementas esta técnica con una dieta ajustada a tus necesidades calóricas los resultados no se harán esperar. 

Cavitación

Esta técnica utiliza los ultrasonidos para estimular el sistema linfático y facilitar la eliminación natural de la grasa licuada.

Los ultrasonidos generan burbujas que se desplazan a través de la sangre y de la linfa.

Al chocar, se rompen y provocan la transformación de la grasa sólida en líquida. El drenaje linfático hace el resto. 

Cada sesión tiene una duración de media hora y, de media, suelen necesitarse entre 6 y 12 sesiones.

Eso sí, está contraindicada si padeces de acúfenos, de enfermedades coronarias, estás embarazada o das el pecho.

Intralipoterapia

Este novedoso procedimiento es otra alternativa efectiva y segura a la cirugía.

Se inyecta una solución de desoxicolato de sodio que produce un efecto de licuado sobre los adipocitos acumulados.

Una vez en estado líquido son excretados a través del sistema linfático. 

Suelen requerirse de 4 a 6 sesiones que deberán estar espaciadas entre sí por 3 o 6 semanas. No exige anestesia ni mantenimiento y es indolora.

Si lo deseas, puedes complementarla con la cavitación, pero no resulta idónea para acabar con la celulitis

Con cirugía

Liposucción tumescente

Si el volumen de grasa de tus caderas es considerable, deberías plantearte recurrir a la cirugía para moldear tu figura y verte mejor.

Esta técnica se apoya en la aspiración y logra extraer entre 1 y 3 litros de grasa. 

Lipoescultura

Este procedimiento es similar a la liposucción con la salvedad de que la grasa aspirada es aprovechada para rellenar y embellecer otras zonas del cuerpo que presentan un bajo tono, por ejemplo, los glúteos.

En definitiva, si anhelas prescindir de esos acúmulos de grasa de tus caderas recuerda simultanear los ejercicios que te hemos propuesto con una dieta personalizada.

Podrás configurar tus propias rutinas y alcanzar tu objetivo con menos esfuerzo del que imaginas.

Ahora que ya conoces cómo eliminar las cartucheras déjanos tus comentarios. 

Lo último