Agua Micelar Bioderma: mi experiencia

Agua Micelar Bioderma: mi experiencia

El agua micelar de Bioderma es un producto de culto para maquilladores, ¡y la solución de limpieza definitiva para gente ocupada como yo!

Creada hace más de 20 años en Francia, el agua micelar Bioderma utiliza ingredientes naturales y seguros, sin parabenos, alcohol, fragancia o químicos agresivos para limpiar tu piel sin agredirla.

Todo lo contrario, cada producto ayuda a fortalecer la epidermis y a restaurar su equilibrio natural y su nivel de pH. Y eso es todo lo que nuestra tez necesita.

Un dato curioso: cada dos segundos se vende un bote de la fórmula Sensibio H20 en alguna parte del mundo. ¡Por algo será!

Y lo reconozco, he contribuido para aumentar esa cifra, porque es un producto que me gusta mucho. Si tú todavía no la has probado y estás buscando información sobre porqué deberías usar un agua micelar y cómo le iría a tu piel, estás en el sitio adecuado.

Voy a analizar las 3 aguas que la marca tiene para cada tipo de piel, y luego te cuento mi experiencia, porque los he probado todos.

La línea Bioderma

Actualmente existen 3 fórmulas diferentes de Agua Micelar Bioderma, para aquellas personas con tez sensible, grasa y seca. Pero todas ellas comparten unas características comunes:

  • Todas ellas tienen una alta tolerancia.
  • Respetan y refuerzan la función barrera de la piel.
  • No necesitan aclarado.
  • Están pensadas para ser usadas con una bola o disco de algodón.
  • Pueden utilizarse en los ojos y los labios de forma segura.
  • Se comercializan en diferentes formatos desde los 100, hasta los 500 ml.
  • Su consistencia es muy líquida, similar al agua.

Pero cada una tiene unos beneficios específicos. Vamos a descubrir cuáles son.

Sensibio

¡Esta es mi favorita! Su suave fórmula está hecha para aquellas personas con tez sensible como la mía, para poder limpiarla sin tener ninguna irritación.

Sensibio es la primera agua micelar creada con micelas biomiméticas similares a la composición de la piel. Estas consiguen eliminar de forma suave pero eficaz las impurezas, la contaminación y los restos de maquillaje de todo el rostro, ojos incluidos.

Si miramos su INCI encontramos muy pocos ingredientes: Aqua/Water/Eau, Peg-6 Caprylic/Capric Glycerides, Fructooligosaccharides, Complexe Breveté D.A.F, Cucumis Sativus (Cucumber) Fruit Extract, Propylene Glycol, Cetrimonium Bromide, Disodium Edta.

Su fórmula utiliza el extracto de pepino como activo, un ingrediente muy hidratante y calmante que además inhibe levemente la producción de melanina (unifica el tono), y también puede disminuir el nivel de sebo que se encuentra en la dermis, lo cual es una buena noticia para aquellas pieles con acné.

El extracto en sí contiene ácido ascórbico y cafeico y tiene una importante actividad antioxidante que lucha contra los radicales libres.

Según este estudio, también puede ser capaz de inhibir la actividad de la hialuronidasa y la elastasa, enzimas responsables de la degradación del ácido hialurónico y la elastina.

Como se puede ver, no tiene perfume ni alcohol, y su pH es igual al de la tez. Y si os estáis preguntando que es el Complexe Breveté D.A.F, se trata de una combinación de principios activos patentados que aporta una acción calmante, reduciendo la reactividad de las pieles sensibles.

La uso sobre todo cuando mi tez se siente con picor y un poco saturada de ciertos ingredientes más fuertes.

Cuando la aplicas deja la dermis fresca, suave y limpia, sin residuos pegajosos. Me queda super reconfortada.

Sebium

Esta fórmula está hecha para aquellos cutis grasos que tienen tendencia a los brillos y a las espinillas y puntos negros.

La usé mucho cuando mi cutis tenía exceso de grasa, y fue mi limpiador favorito durante mucho tiempo.

Al mirar su INCI encontramos estos ingredientes: Aqua/Water/Eau, Peg-6 Caprylic/Capric Glycerides, Sodium Citrate, Zinc Gluconate, Copper Sulfate, Ginkgo Biloba Leaf Extract, Mannitol, Xylitol, Rhamnose, Fructooligosaccharides, Propylene Glycol, Citric Acid, Disodium Edta, Cetrimonium Bromide, Fragrance (Parfum)

Entre sus ingredientes activos se encuentra el extracto de hoja de Ginkgo Biloba, que actúa principalmente reduciendo la inflamación de la epidermis. ¿Cómo? Reduciendo notablemente la actividad de la ciclooxigenasa (una enzima asociada a la inflamación).

También se sabe que el Ginkgo Biloba puede aumentar la proliferación de los fibroblastos de la piel, resultando en una producción de colágeno más rápida y más densa. Aquí hay un estudio que muestra que seis de los flavonoides encontrados en el Ginkgo Biloba impactan significativamente en la actividad de los fibroblastos.

Pero además de este extracto, también destacan dos formas de zinc y cobre, elementos que reducen la secreción sebácea.

La frescura que se siente después de su uso es muy difícil de igualar. Y con el uso continuado, sí que noté ligeramente como mi cutis estaba más limpio y sin apenas espinillas.

Lo mejor era que los brillos desaparecieron, y notaba mi tez mucho más suave, dejándola libre de residuos y suciedad.

Hydrabio

1

Y finalmente esta fórmula es para aquellos que sufren de sequedad y tirantez en la tez, e incluye uno de mis ingredientes favoritos: ¡niacinamida!

La niacinamida es la versión básica (de alto pH) de la vitamina B3, y básicamente puede hacerlo todo. Se ha demostrado en numerosos estudios dermatológicos que:

  • Mejora la función de la barrera de la piel (protege)
  • Trata el acné de leve a moderado
  • Previene la glicación, en la que el colágeno se endurece, en lugar de estar blando y flexible
  • Ayuda a reducir las líneas finas y arrugas
  • Trata las manchas de la edad y otros signos de hiperpigmentación

Además, de este ingrediente, también vamos a encontrar: Aqua/Water/Eau, Glycerin, Peg-6 Caprylic/Capric Glycerides, Polysorbate 20, Daf (Dermatological Advanced Formulation), Fructooligosaccharides, Niacinamide, Cucumis Sativus (Cucumber) Fruit Extract, Pyrus Malus (Apple) Fruit Extract, Peg-40 Hydrogenated Castor Oil, Propylene Glycol, Hexyldecanol, Disodium Edta, Sodium Hydroxide, Citric Acid, Cetrimonium Bromide, Fragrance (Parfum).

De nuevo vemos el extracto de pepino, en esta ocasión también acompañado del extracto de manzana, que también funciona como antioxidante y realiza una ligera exfoliación.

Lo he usado (y lo uso) cuando mi piel necesita un extra de hidratación, sobre todo durante el invierno, y enseguida se ve como no deja mi cutis tirante ni reseco, sino confortable y descongestionado.

Mi experiencia

¡Soy una gran fan de la línea de Bioderma! Mi favorita es la Sensibio, que es ideal para las personas con piel y ojos sensibles.

¡Me encanta lo suave que es con mi piel! Nunca hace que mi cara se sienta apretada o que necesite desesperadamente humedad, como lo hacen la mayoría de los limpiadores.

No lo suelo utilizar como desmaquillante, sino más bien como limpiador, pero incluso si lo quieres para desmaquillar, las 3 fórmulas pueden eliminar bastantes residuos, incluso los pigmentos de los ojos, que son los que más cuestan.

Eso sí, tendrás que pasar varios algodones para eliminar todo el maquillaje por completo, por eso no suelo utilizarlo como desmaquillante. Para este trabajo suelo utilizar este desmaquillante casero que me encanta.

La botella de 500 ml me dura muchísimo tiempo, aunque lo que no me gusta nada es el formato, pues con la boquilla tan grande que tiene, siempre sale más cantidad de la que necesito, desperdiciando producto.

Su olor (en el caso de Hydrabio y Sebium, ya que Sensibio no tiene perfume) no es muy intenso, pero tampoco es de mis preferidos.

Es muy conveniente y está ampliamente disponible en casi cualquier tienda. Pero si tengo que elegir, sin duda me decanto por el agua micelar de Nezeni Cosmetics, que es la que recomiendo en mi selección de las mejores aguas micelares.

Alternativa

¿Por qué me gusta más la de Nezeni? Muy sencillo, es una fórmula todo en 1 que me permite desmaquillar, limpiar y tonificar e hidratar mi tez con un solo producto. Esto es debido a su completa composición.

Cuenta con aloe vera (un excelente hidratante, regenerador y calmante) , extracto de manzana (antioxidante e hidratante), avena (antienvejecimiento) y jengibre (aumenta la firmeza); además de ácido salicílico (exfolia la piel muerta y descongestiona los poros).

Todos sus ingredientes son naturales y no contiene ningún irritante, ni alcohol, siliconas o parabenos. Lo mejor de todo: sus conservantes están muy limitados, lo que evita el efecto combinado de los cosméticos.

Tiene una fragancia muy discreta que me encanta, ya que no parece estar cargada de sustancias artificiales. El hecho de que sea transparente y líquida aumenta el atractivo para mí, ya que no soy una fanática de la variedad "lechosa".

Y su formato me encanta, pues siempre consigo extraer la cantidad que necesito. Con todo esto, definitivamente es el mejor agua micelar que he probado.

Si te gusta este producto, te gustará el resto de la gama, aquí tienes mi experiencia con ella.

También te gustará una nueva versión que he probado el agua de belleza de Caudalíe.

Lo último